Avina
Relaciones Globales

Quince años y un nuevo modelo operativo

 

En 2009, Fundación AVINA cumplió 15 años trabajando para el desarrollo sostenible en América Latina. Desde su creación en 1994, AVINA ha invertido fuertemente en el capital social de América Latina y ha profundizado su conocimiento sobre las mejores prácticas y estrategias para potenciar el cambio social en la región. El aniversario coincidió con la instalación de un nuevo modelo operativo para alcanzar los objetivos institucionales de largo plazo.

 

Hasta 2012, AVINA aspira a contribuir, junto con sus aliados, a la realización de diez transformaciones concretas cuyo impacto sea relevante para el desarrollo sostenible de América Latina. Para ello, en 2009 rediseñamos nuestra estructura y forma de operar. Es más, nos hemos convertido en una plataforma regional para generar un ciclo continuo de identificación, escalamiento y autonomía de lo que hemos denominado Oportunidades de Relevancia Continental (ORC). Las ORC no son ni serán áreas temáticas de AVINA, sino enfoques de trabajo con objetivos de cambio específicos y compartidos con aliados.

 

Para AVINA una oportunidad de transformación representa un punto de inflexión que favorece el cambio en escala, una promesa de valor que motiva a AVINA y a diversos aliados a reunir esfuerzos en una agenda compartida de acciones articuladas. Orientada por estas oportunidades, AVINA une sus competencias como institución par en alianzas con líderes y organizaciones que comparten objetivos, proporcionando, dentro de nuestra capacidad, conocimiento, relaciones, recursos, estrategias y herramientas para la causa común. De la misma forma, buscamos establecer alianzas con otras instituciones donantes para multiplicar el impacto de estas oportunidades y promover su sostenibilidad a largo plazo.

 

La orientación hacia oportunidades de relevancia continental afecta a nuestro equipo, pues tenemos que organizarnos de forma diferenciada y equilibrar la visión local con la perspectiva regional. Por ello AVINA tiene ahora una estructura en la que los equipos se conforman alrededor de las oportunidades de transformación, donde las unidades físicas se interrelacionan mucho más, las instancias de decisión son más colegiadas, y donde la virtualidad ha ganado más relevancia para aumentar la eficiencia en el uso de recursos financieros, humanos y tecnológicos. Al mismo tiempo, hemos ampliado nuestra red. Continuamos trabajando con líderes y el liderazgo sigue siendo clave en nuestro abordaje, pero entendemos que el cambio requiere de coaliciones diversas de líderes, emprendedores, empresarios, gobierno, organizaciones locales e internacionales, es decir, un grupo amplio de aliados reunidos en torno a una visión común y la voluntad de cambio.

 

El rediseño de nuestro nuevo modelo operativo fue el resultado de una intensa construcción participativa interna en la que se buscó la sintonía entre los aprendizajes del pasado, los objetivos del presente y el potencial para el futuro. Al instalar este modelo operativo AVINA mantiene su ADN institucional, es decir, su misión, visión y valores originales. El legado que AVINA construyó y acumuló a lo largo de su historia es la base para avanzar en esta nueva estrategia de escala latinoamericana.